Clínicas Monclús de Cirugía Plástica y Estética

Tel.:  963 60 23 77  -  963 89 03 65

 

Peeling químico

 
 


Pase el ratón por encima para ver la imagen de antes y después.

En el envejecimiento facial, la laxitud de la piel de la cara formando pliegues es susceptible de mejoría solamente mediante la realización de una ritidectomía o estiramiento facial. Sin embargo, la ritidectomía no suele ser tan efectiva en el caso de las finas arrugas faciales, que son susceptibles de tratamiento mediante peeling químico o dermabrasión. En ambos procedimientos, se trata do eliminar la capa superficial de piel para que durante la curación se minimicen las pequeñas arrugas faciales. Además puede servir para:

  • corregir cicatrices superficiales
  • depresiones o irregularidades de la superficie cutánea (como después de acne juvenil o varicela)
  • manchas e hiperqueratosis cutáneas.

En algún caso pueden combinarse ambos procedimientos, Dermoabrasión y peeling químico.
peeling químico (dermoabrasión)


En el caso del peeling químico se aplica una solución química a aquellas áreas de la cara quo se desea tratar. La solución se puede aplicar a toda la cara o a algunas áreas especificas tales como boca y región de alrededor de los ojos o mejillas. La Dermoabrasión consigue un efecto similar, pero en lugar de una solución química utiliza una fresa a modo de lija para eliminar las capas externas do la piel.
El tipo do apósito quo se coloca sobre la piel depende del procedimiento realizado y del cirujano. En general se forma una costra protectora que se ira desprendiendo a medida que se regenera la piel. Una vez que esta costra se haya caído, una epidermis nueva, de aspecto rosado, habrá reemplazado la capa superior de la piel, anteriormente provista de las arrugas finas.
El color rosa ira desapareciendo gradualmente con el transcurso del tiempo y se puede disimular con maquillaje al cabo do dos o tres semanas. Durante algunos días, en el postoperatorio inmediato, es de esperar cierta hinchazón.

Peeling químico (dermabrasión)


Su cirujano le recomendará que evite durante algunos meses la exposición al sol, mientras la piel no haya recuperado su resistencia normal. La exposición prematura al sol puede producir áreas cutáneas con diferente coloración a la piel circundante que requieren tiempo para solucionarse o una repetición del peeling. Durante este periodo postoperatorio, una vez quo se haya caído la costra, es conveniente usar alguna crema protectora solar de factor elevado.
Como en otras intervenciones, el resultado dependerá en gran parte de la calidad de su piel, siendo, para estas intervenciones, en general mejores las pieles más grasas.
Aparte de las raras alteraciones post operatorias de la pigmentación , inherentes a la calidad personal de la piel o secundarias a una exposición inadecuada al sol, puede ocurrir una infección de la zona tratada, dejando una cicatriz que requiera un tratamiento posterior. En la literatura sólo se han descrito unos pocos casos.

El resultado del peeling químico y de la dermoabrasión es muy satisfactorio y puede ser repetido al año o varios años después.