Clínicas Monclús de Cirugía Plástica y Estética

Tel.:  963 60 23 77  -  963 89 03 65

 

PEELING QUÍMICO (Dermoabrasión)

 

Para efectuar un Peeling o descamación de la piel, es posible utilizar, dependiendo de la profundidad a la que se quiera llegar, diferentes compuestos:
Ácido Glicólico: causa una descamación superficial, que sirve para tratar algunos tipos de manchas superficiales, atenuar las arrugas y mejorar la apariencia y luminosidad de la piel. Se efectúa en la propia consulta.
Ácido Tricloroacético (TCA): actúa en capas más profundas de la piel, permitiendo tratar manchas causadas por acúmulo de melanina en capas profundas, y logra suavizar arrugas finas. Se efectúa en la propia consulta.

Peeling químico (dermoabrasión)

Solución de Fenol: causa una descamación aún más profunda. Debe ser aplicado en el quirófano, con monitorización y frecuentemente sedación anestésica. Produce retracción y alisamiento de la piel, pero tiene un post-operatorio molesto en el que la cara debe quedar siempre recubierta de una capa de vaselina para disminuir la formación de escamas y puede ocasionar cambios temporales o permanentes en la tonalidad de la piel. Durante el post-operatorio es necesario no movilizar la zona, por lo que el paciente puede verse obligado a tener que seguir una dieta blanda.

Peeling químico (dermoabrasión)

RESULTADOS

El peeling químico consigue una eficaz corrección del envejecimiento facial provocado por descolgamiento de la piel.
No hay cambios en la expresión del rostro.
Para tratar los pequeños surcos peribucales o periorbitarios así como para restaurar la piel en sus capas más externas, puede aconsejarse un peeling pasados unos meses de la intervención.