Clínicas Monclús de Cirugía Plástica y Estética

Tel.:  963 60 23 77  -  963 89 03 65

 
Toxina Botulínica

El nombre común por la que se le conoce, es el Botox y consiste en la infiltración de Toxina Botulinica de tipo (A). Es perfecta para el tratamiento de las arrugas faciales provocadas por el paso del tiempo y la expresión mímica de los músculos de la cara. 
El efecto consiste en la relajación de los músculos faciales.

Ventajas:

  • Actúa en el tercio superior de la cara principalmente, mejorando las "Patas de Gallo", las arrugas del entrecejo y la frente, levantando ligeramente las cejas y consiguiendo un aspecto mas joven y relajado.
  • No necesita anestesia.
  • No son necesarias pruebas alérgicas.
  • Puede aplicarse también en escote y cuello.
  • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • Los resultados son visibles entre el tercer y séptimo día y permanentes a partir del décimo día.
  • Esta permanencia es de seis meses.

Inconvenientes:

  • Pequeños hematomas que desaparecen en pocos días y que se disimulan con maquillaje.
  • Cefaleas y problemas derivados de una mala aplicación.

Indicaciones:

  • Pacientes jóvenes con pequeñas arrugas de expresión.
  • Pacientes de edad asociados a tratamientos de relleno.

Contraindicaciones:

  • Pacientes embarazadas.
  • Pacientes con coagulopatías y tratadas con anticoagulantes.

Tratamientos necesarios:

  • Con una sesión es suficiente, aunque en algunos casos pueda ser preciso un retoque.
  • A los seis meses, se efectúa un segundo tratamiento.
  • A los seis meses, se hace un tercer tratamiento.
  • Posteriormente se practica una sesión de mantenimiento cada año.

Técnica:

  • Inyección de dosis bajas de toxina con aguja fina, poniendo poca cantidad en la zona a tratar.